BIENVENIDOS

Me parezco a las ballenas en su ciclo migratorio. Salgo del trópico, del valle de Caracas entre la montaña y el mar Caribe, voy a la cordillera, a mi natal Bogotá a ver a mi madre, mi familia, mis querencias de la infancia, sigo hacia el norte donde se asentaron mis hijos y nació mi nieta cerca de los océanos Pacífico y Atlántico. A veces cambio el rumbo y vuelo como las aves a otras ciudades. Voy escribiendo, haciendo fotos y contando lo que voy viendo por la vida. El momento de asentarme y echar raíces ha llegado.

Nieve y centros de esquí cerquita de Los Angeles

Lake Big Bear
A la orilla del lago Big Bear
 Cada año nos llega ese día especial: el cumpleaños. Contamos los días, los meses y los años que vamos viviendo y lo celebramos especialmente cada aniversario. Camila este año planificó  para el día de su cumpleaños en enero, ir practicar su deporte favorito ahora, esquiar en la nieve. Salimos con su esposa Alison, Cali  la perrita y yo(su mamá) rumbo al  este, al lago Big Bear en el Bosque Nacional de San Bernardino como a dos horas de Los Angeles. Tomamos la autopista 10 hasta la ciudad de Redlands y allí cambiamos a la 38 hasta llegar al valle a dos mil cincuenta  metros sobre el nivel del mar donde está el lago.
Esta no es la ruta más corta, pero si la que tiene menos curvas. La carretera asciende entre los bosques de pinos cubiertos levemente de nieve. La temperatura va bajando hasta casi llegar a los cero grados. Hay claros entre los árboles  cubiertos totalmente de nieve con facilidades para practicar deportes o caminar. Entre más subíamos, más nieve hasta llegar al lago Big Bear que estaba congelado.
Lago Big Bear
En invierno el lago Big Bear se congela.
Big Bear City
La ciudad de Big Bear es pequeña y tranquila.
Nos hospedamos en unas cabañas en una de las orillas del lago congelado. Caminamos por los alrededores con cuidado porque había además mucho hielo. Llegamos a la calle principal, recorrimos las tiendas y cenamos comida thailandesa riquísima y calientica. Enero es el mes más frío en Big Bear así que tempranito nos fuimos a dormir en esa orilla helada y tranquila del Big Bear.

La ciudad de Big Bear Lake fundada en 1947 es pequeña, alrededor de cinco mil habitantes y el lago Big Bear  es un embalse entre las montañas de San Bernardino. La presa  en el Río Bear Creak fue construída entre 1910 y 1911 para  almacenar agua para  irrigar los sembradíos. También se aprovecha su potencial hidroeléctrico. La región fue habitada originalmente por los indios Serranos, recolectores y cuenta la leyenda que en el valle y las  montañas vivian los osos muy respetados  por los Serranos que veían en ellos a sus antepasados. En 1848 los colonos descubrieron oro en las montañas de San Bernardino y la inmigración  y la explotación de las minas cambiaron por completo el habitat de Serranos y osos. Talaron los bosques para conseguir madera y espacio para pastoreo. Sembraron cítricos y aumentaron la demanda de agua potable y de riego. Los osos fueron cazados por su carne y su piel. Fueron replegados a otros territorios al igual que Los Serrano. Entre 1920 y 1925 se crearon las primeras estaciones de esquí .
Escuelas de esquí
Amaneció y comenzó el rito de vestirse para la nieve. Ya había aprendido a no usar prendas de algodón porque si sudas la camiseta queda húmeda. Por eso las primeras capas de ropa son de materiales sintéticos que no retienen humedad.  La estación de esquí queda a minutos en auto y a pesar que era lunes el sitio estaba muy concurrido. Camila tenía el privilegio de ser transportada gratis en las sillas hasta las pistas de esquí porque era su cumpleaños. Así que subió a todas las pistas: la corta, la larga, se deslizó feliz con sus pantalones amarillo rabioso.  Nosotras mientras tanto observabamos  a los pequeños niños que apenas caminaban, ya con los esquis puestos aprendiendo a deslizarse en terrenos con ligera inclinación. Hay diversas escuelas de esqui para todas las edades.

El día tu cumpleaños es gratis el servicio de traslados en las sillas hasta las pistas de esquí

Yo caminaba cámara en mano pisando con mucho cuidado de no atravesarme en el camino de algún esquiador veloz o de resbalarme en el hielo. Fotografíar en la nieve tiene su grado de dificultad por el reflejo de la luz, así que tendré que estudiar un poco sobre esto. Cuando se cansó la cumpleañera  fuimos a comer hamburguesas asadas con papas fritas y chocolate caliente  para reponer las energías gastadas. En la estación de esquí  alquilan la ropa, los zapatos, los esquies, los cascos protectores y es muy aconsejable que la primera vez  cuando vas a esquiar, tomar una clase bien sea individual o colectiva para iniciarse con más seguridad en  este deporte.
Emprendimos el regreso montaña abajo entre los bosques de pinos, compramos cítricos y aguacates en los mercados de los granjeros y llegamos a Los Angeles anocheciendo con el deseo cumplido de Camila de deslizarse en la nieve el día de su cumpleaños.

2 comentarios

  1. Qué gusto dar cuando cumples años y estás rodeado de los que quieres en el lugar que deseas. Para mí eso es lo más satisfactorio. Por eso creo que serái conveniente repasar el calendario laboral oficial e incluir como festivo el propio día del nacimiento, para poder celebrarlo con uno mismo por lo menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda, gracias por comentar. También puede ser que uno negocie con el empleador el día. Lo cambias por otro, o por más horas al día, por uno menos de vacaciones o por algún trabajo especial. Hay que anticiparse y crear el momento que uno desea. Un abrazo.

      Eliminar

© semillasdeacacia
Maira Gall