BIENVENIDOS

Me parezco a las ballenas en su ciclo migratorio. Salgo del trópico, del valle de Caracas entre la montaña y el mar Caribe, voy a la cordillera, a mi natal Bogotá a ver a mi madre, mi familia, mis querencias de la infancia, sigo hacia el norte donde se asentaron mis hijos y nació mi nieta cerca de los océanos Pacífico y Atlántico. A veces cambio el rumbo y vuelo como las aves a otras ciudades. Voy escribiendo, haciendo fotos y contando lo que voy viendo por la vida. Vislumbro el momento de asentarme y echar raíces.

Madrid en verano: conociendo a mis camaradas fotógrafos

Espejo de agua del templo de Debod
Nos citamos en Madrid el 2 de Septiembre. Llegamos puntuales al aeropuerto de Barajas. Ellas: Alison y Camila, desde Nueva York  y yo desde Bogotá.  Nos abrazamos esa soleada mañana con la ilusión de disfrutar cada momento de  esos 21 días de verano entre España y Portugal.
Estaba casi todo planificado en fechas y horas, las ciudades a visitar, los hoteles, los trenes, las entradas a la Alhambra, los autobuses a tomar y el día de regreso.
Hacer las reservas con tiempo  en hoteles, apartamentos, trenes y aviones  en España y Portugal es muy conveniente.   Se consiguen mejores precios en hoteles al igual que en el transporte por tren con el sistema http://www.renfe.com/viajeros/viajes_internacionales/eurail.html. Con tres viajeros consigues descuento de grupo.
La Salamanquesa en el Hotel Vincci Soho en el Barrio de las Letras
¿Y que queríamos del viaje? Conocer, disfrutar, estar juntas, mirar  cada una desde su circunstancia y compartir. Ellas, casadas, norteamericanas, jóvenes y prácticas habían comprado leído, estudiado y subrayado un libro sobre España y Portugal y querían sol y aire libre. Yo, suramericana, madurita y soltera estaba dispuesta a disfrutar el aquí, el ahora y quería conocer a mis amigos virtuales y fotógrafos del grupo Camaradas. http://camaradasphotography.blogspot.com/ Gracias a ellos había conseguido referencias de hoteles, reservas, información acerca de esos sitios y horas para hacer una buena foto y lo mejor de todo: la promesa de conocernos pronto.
Por las calles de Madrid
Nos hospedamos en el Hotel NH Zurbano http://www.nh-hoteles.es/nh/es/hoteles/espana/madrid/nh-zurbano.html y el primer día tomamos el metro buscado el Museo del Jamón para  almorzar en la Gran Vía. En esa comida aprendimos que las raciones son generosas, que el vino de la casa es más barato que una botella de agua, que hay muchas variedades de jamones y que las más sabrosas son las de cerdos ibéricos alimentados con bellotas y el jamón serrano hecho con cerdos blancos. Entre los quesos madurados elegimos el manchego hecho con leche de ovejas y con denominación de origen en la Mancha.
Y partimos en busca del Templo de Debod por recomendación de Ana. Ella nos dijo que fuéramos al atardecer por la luz extraordinaria a esa hora y llegamos antes, bueno eso de la diferencia de hora, el calor del verano y la comida nos traía un poquito lentas. Es un templo que estaba cerca del rió Nilo y  Egipto lo regaló a España.  No vimos el atardecer, tome fotos del otro lado del templo,  y comenzamos a caminar. Visitamos los jardines de Sabatini, la catedral de la Almudena, El Palacio Real, el Mercado de San Miguel,  la Plaza Mayor y la Plaza del Sol.
Al llegar al Palacio Real, preguntamos si vivían los reyes ahí y nos contestaron que realmente el Palacio se utilizaba en ciertas ocasiones y ceremonias especiales. El mercado de San Miguel http://www.mercadodesanmiguel.es/el-mercado/  lo disfrutamos mucho. La oferta gastronómica es variada y optamos por una sangría de oporto deliciosa. Nos deleitamos viendo las tapas, o como decimos en América: pasabocas, pasapalos, botanas, antojitos entre otras denominaciones.

Los Museos que visitamos: Thyseen- Bornemisza, El Prado, El Reina Sofía

Al otro día fuimos caminando por el Paseo del Prado hasta  los  museos. 
Comenzamos por el  Museo Thyseen- Bornemisza   http://www.museothyssen.org/thyssen
Camila encontró a su amado Van Gogh y yo defensora a ultranza de la lactancia materna encontré una pintura de un anónimo holandés cerca de 1525 , llamada "La virgen dando de mamar al niño". 
Del Museo Reina Sofía  recuerdo especialmente el Guernica de Pablo Picasso http://www.museoreinasofia.es/coleccion/obra/guernica. En este museo me acompañó mi amiga camarada fotógrafa Salomé http://yonosoyulises.wordpress.com/. Paseamos entre Picassos, Miros, fotografías y otros artistas  hasta que llegamos a la sala del Guernica. Me impresionaron los apuntes en carboncillo de Picasso antes de elaborar el gran formato. 

Les Vessenots en Auvers de Vincent Van Gogh






Por supuesto fuimos al Museo del Prado y recorrimos lo que pudimos hasta que nos saturamos visualmente. El Museo recomienda varios recorridos según el tiempo disponible y lo que se desea ver. Velasquez   con su famoso cuadro de las Meninas, Rubens,  Goya ...: http://www.museodelprado.es/coleccion/que-ver/ 
El nacimiento de la vía láctea de Rubens 1636 en el Museo de El Prado

Los amigos y las calles

Lo mejor de Madrid fue conocer a  los amigos camaradas y a sus familias, dice ahora Alison.  Camila quedó encantada con la tarde y anochecer en Chueca de tapas, martinis, gin tonic, cena, conversaciones y amigos en las terrazas madrileñas. A mi me gustaron los grandes espacios, los parques, los bulevares, los jardines, las fuentes,  los pequeños detalles como el canto de pajaritos en los semáforos para que las personas ciegas puedan saber que tienen vía libre, la facilidad, puntualidad  y seguridad del trasporte público(metro, buses, taxis), la gran cantidad de museos y actividades  y por encima de todo: los habitantes de Madrid.
Cada una de mis amigas que conocimos nos abrió los brazos y nos desvirtualizamos. Compartimos con sus familias, nos contaron de la vida en Madrid, nos llevaron a sus sitios preferidos, caminaron a nuestro ritmo, fueron amables, generosas y alegres cada una a su manera.
 Hace unos meses, en uno de los juegos fotográficos tuvimos que hacernos un autorretrato y esa era la imagen que teníamos de cada uno. La primera que conocimos fue Ana http://www.flickr.com/people/encolmenar/. Nos esperó en la estación de Atocha para llevarnos en su coche a  cenar casa de Charo a las afueras de Madrid. Llegamos puntuales a la cita y la reconocí enseguida por esos ojos verde tan expresivos. El abrazo fuerte y nos montamos en su coche rumbo a casa de Charo.http://www.flickr.com/photos/guenwhyvar/  Charo estaba horneando varitas mágicas o estrellas para el cumpleaños de su hija. Nos presentó a sus hijos, a su esposo y nos mostró orgullosa su casa y a su familia perruna. Es franca, alegre, abierta, descomplicada y risueña.

Ana es fuerte, sincera, practica con los pies bien puestos sobre la tierra y con una tenacidad admirable. Vive como a 35 kilómetros de Madrid y Charo como a esa distancia pero del otro lado.  En las afueras están las urbanizaciones de casas, en Madrid sólo hay edificios de pisos o apartamentos. Así que hizo camino para llevarnos. Nos fuimos contando la vida, viendo las afueras de Madrid, preguntando y escuchando. Ana nos acompaño también a Chueca y en nuestra última mañana en Madrid cuando conocimos a su guapo esposo y bellas hijas. Organizaba el grupo, nos brindó las ultimas tapas y entre muchas cosas hablamos de lo que es mala educación en España. Rebañar el plato en público, es decir recoger las sobras o la salsa con el pan de los platos de comida, cosa que hicimos siempre las americanas. Ahora entiendo algunas miradas.

La librería preferida de Mariló
Con Mariló nos citamos una tardecita en la salida del Museo Reina Sofía. Llegó con su melena de leona y su sonrisa y fuimos a recorrer el Barrio de las Letras http://www.esmadrid.com/es/portal.do?TR=C&IDR=472. Nos enseño a ir de tapas, a diferenciar los vinos de la casa, nos puso al día en el tema inmobiliario, y comenzamos por El Barril  http://www.barrildelasletras.com/ pidiendo una tortilla española, unas aceitunas gigantes, salmorejo, croquetas  y atún. Caminamos por las calles con nombre de escritores y poetas y días después regresamos al barrio de día con Ana y Salomé cuando se realizaba una feria de decoración y antigüedades. http://www.decoesfera.com/otros-espacios/decoraccion-2013-la-feria-de-la-decoracion-abarroto-madrid
Mariló tiene visión de empresaria y ejerce como tal en varias facetas y tiempos de su vida. Es profesora de fotografía,http://www.latallereria.com/web/fotografia-de-ninos-2/ creadora de camisetas para amamantar y tiene una familia con su esposo y tres hermosos hijos. Es directa y divertida y nos hizo unas hermosas fotografías en una de las terrazas madrileñas. http://www.flickr.com/photos/manifotos/9899734776

Salomé http://www.flickr.com/people/tienepatitas/ vino desde Galicia para conocernos. Nosotras llegábamos de Portugal y ella de Vigo cuando nos encontramos en el lobby del Hotel. Dejamos las maletas y salimos a desayunar, al Museo Reina Sofia, al parque del Retiro, a la cuesta de Moyano hasta que que se nos unieron las chicas para la comida y la última noche en Madrid. Salomé es veterinaria, lectora empedernida y fotógrafa así que disfrutamos mucho en esa cuesta de Moyano llenita de librerías con ofertas en libros usados y nuevos. Hablamos de los proyectos personales, de los cambios, de los fotógrafos. Me acompañó hasta al aeropuerto de Barajas, desde allí  ella se iría a Galicia y yo a Bogotá. Antes de irme me regaló un pez amuleto de cerámica de Sargadelos, típica de Galicia. Me gusta mucho el trabajo fotográfico de Salomé. Completó el reto de hacer 365 fotografías, una por día durante un año http://www.blurb.es/b/2914825-365-dias-365-fotosy le agradezco inmensamente su gesto generoso de bajar hasta Madrid a conocernos y sincronizar sus horarios con mi partida, ese día que me despedí con lagrimas de mi hija, de Alison, de Ana, de ella y de España.

La Cuesta de Moyano:  libros, libros, libros

Jardín vertical de La Caixa Forum
En el Parque de El Retiro

Mercería del Barrio Las Letras













No hay comentarios.

Publicar un comentario

© semillasdeacacia
Maira Gall