BIENVENIDOS

Me parezco a las ballenas en su ciclo migratorio. Salgo del trópico, del valle de Caracas entre la montaña y el mar Caribe, voy a la cordillera, a mi natal Bogotá a ver a mi madre, mi familia, mis querencias de la infancia, sigo hacia el norte donde se asentaron mis hijos y nació mi nieta cerca de los océanos Pacífico y Atlántico. A veces cambio el rumbo y vuelo como las aves a otras ciudades. Voy escribiendo, haciendo fotos y contando lo que voy viendo por la vida. Vislumbro el momento de asentarme y echar raíces.

Ballenas en Provincetown


PTown

Mi hija me habló de un pueblo de playa, con atardeceres largos y hermosos, con pobladores creativos, de una sola calle principal, sin semáforos, con comida exquisita y cerca de los santuarios de ballenas. Estaba hablando de Provincetown.
 PTown está ubicado en el cabo Code (Cape Code) en  Massachusetts. Es relativamente cerca de Boston
 (en Ferry 90 minutos) y de Nueva York unas 5 horas por carretera.
Los peregrinos del barco Mayflower cuando pisaron tierra americana por primera vez en  1620,  lo hicieron en Provincetown y en su honor se levanta una torre en el centro del pueblo que se llama: Pilgrim Monument.  

una escalera grande y otra chiquita

Fuimos a Provincetown a  finales de septiembre del 2011 con mis hermanas, mi hija, una amiga y su perrita Lucy. Es una de las ventajas del lugar: los animales,especialmente los perros, son bienvenidos en casi todos los hoteles, posadas y restaurantes. (Siempre es mejor preguntar antes cuando se hacen las reservas.) Es un pueblo de alrededor de 3.200 habitantes, con una calle principal, la Commercial Street, sin un semáforo. Nos quedamos en una suite, (era un apartamento completamente amoblado frente al mar),  en el Surfside Inn. http://www.surfsideinn.cc/  El costo incluía el desayuno y Lucy fue muy bien recibida.
La oferta de hoteles, posadas y apartamentos de alquiler por meses es amplia y casi todos incluyen el desayuno. 



PTown perros




Provincetown es muy hermoso. Está habitado por pescadores y artistas. Desde hace muchos años lo han poblado escritores, pintores, escultores, fotógrafos y otros creativos  y  se pueden ver las galerías y a los artistas trabajando en espacios.  Hay un museo de arte en la calle principal y muchos festivales, eventos y talleres de trabajo  a lo largo del año.






Las casas están construidas de madera y las que están en la playa tienen pequeños muelles y escaleras también de madera que van a la arena. La marea sube y el mar cubre playa, rocas y escaleras, así que cada tanto las tienen que reemplazar.
mientras baja la marea





La Comida:





La especialidad son los mariscos y la langosta. La comida es elaborada y sabrosa, hay restaurantes para todos los gustos y precios. Comimos pequeñas hamburguesas de langosta, langosta grandes y frescas con mantequilla y emparedados de langosta entre otras ricuras. Hay varias heladerías con una gran oferta de helados cremosos y gustosos. También cocinamos en el apartamento hotel y conseguimos bodegones con exquisiteses y pan frances recién horneado.

Saliendo a buscar las ballenas





PTown pescadores

PTown fue también un importante puerto de donde salían y llegaban los barcos dedicados a la pesca de ballenas. Está prohibida esta actividad en la actualidad pero se puede ir en barco hasta los santuarios de alimentación de las ballenas desde finales de Abril hasta Octubre. Fuimos hasta el muelle y elegimos una de las varias excursiones que ofrecen para ver las ballenas en medio del océano. Elegimos un viaje al final de la tarde pues ese día el sol a mediodía era inclemente y mis hermanas son blancas leche.  Bueno, el clima era lo más variable del mundo. Una fotógrafa del pueblo nos dijo que si no nos gustaba el clima, sólo teníamos que esperar un minuto para que cambiara. Así era: sol, calor, frío, viento, lluvia... bueno volviendo al barco, salimos a las 4 de la tarde, nos recomendaron llevar ropa abrigada y así lo hicimos. Al salir de de Provincetown el barco, sortea varios faros, nos cruzamos con barcos de pescadores y llegamos al océano y comenzamos a sentir los cantos de la ballenas. Lo primero que vimos fueron los chorros de agua y luego los lomos y finalmente las colas. A bordo un biólogo marino nos explicaba que cada ballena es única y que se distinguen por las formas de sus colas. Vimos muchas en ese lugar hasta que comenzó a anochecer y regresamos con un mar en calma y un atardecer hermoso.


santuario de ballenas Province Town

PTown ballenas


Cape Code

Se puede ir al cabo Code en bicicleta, hay rutas especiales entre las dunas, al igual que senderos peatonales. En Provincetown alquilan las bicicletas.
































Nosotras, las hermanas nos quedamos de compras en PTown aprovechando las ofertas del otoño y mi hija y su amiga se fueron ellas muy deportistas en bicicleta hasta el Cabo, pero regresaron a  buscarnos en el auto para que observáramos el atardecer más espléndido de mi vida.




Provincetown




2 comentarios

© semillasdeacacia
Maira Gall